Garantizar la seguridad del consumidor y la eficiencia operativa: detección de fugas de aire en la industria de alimentos y bebidas

El aire comprimido se utiliza en casi todos los procesos de producción en la industria de alimentos y bebidas. Las fugas no detectadas pueden conllevar graves consecuencias, como contaminación de productos, reducción de la eficiencia de los procesos, aumento del tiempo de inactividad y riesgos de seguridad, lo que hace que el uso de métodos y herramientas de mantenimiento predictivo eficaces sea prácticamente obligado.

Las aplicaciones típicas de la industria para aire comprimido incluyen productos en movimiento, herramientas neumáticas operativas y bombeo de líquidos para una variedad de propósitos en cadenas de producción, embalaje y limpieza, con múltiples activos de compresores conectados a través de tuberías para suministrar este aire comprimido vital.

Es por eso que las fugas de aire comprimido pueden causar problemas significativos para los fabricantes de alimentos y bebidas, ya que no solo conducen a altos costes energéticos, sino que también ponen en peligro la eficiencia de fabricación, la calidad del producto y la seguridad de los productos de alimentos y bebidas.

Detección de fugas de aire comprimido

Las inspecciones efectivas de mantenimiento predictivo de los sistemas de aire comprimido son esenciales para garantizar la calidad y la seguridad de los productos de alimentos y bebidas.

Desafíos específicos de la industria de alimentos, desde los costes hasta la contaminación

La industria de alimentos y bebidas está muy regulada para garantizar la seguridad pública y proteger a los consumidores de posibles peligros para la salud. Esto también significa que las fugas de aire causan ciertos desafíos específicos de la industria. 

En primer lugar, las fugas de vacío pueden contaminar los alimentos y bebidas, ya que el aire en una instalación de fabricación puede contener partículas y contaminantes que pueden ser perjudiciales para los productos de alimentos y bebidas. Las fugas de vacío pueden introducir estos contaminantes en los productos, lo que provoca deterioro, problemas de calidad e incluso riesgos para la salud de los consumidores.

En segundo lugar, las fugas de aire comprimido pueden reducir la eficiencia y aumentar los costes operativos. Los sistemas de aire comprimido consumen mucha energía y requieren cantidades significativas de electricidad para funcionar. Cuando hay fugas en el sistema, la presión del aire comprimido disminuye y el sistema tiene que trabajar más para mantener la presión requerida, lo que resulta en un mayor consumo de energía y mayores costes operativos. Dado que las operaciones ininterrumpidas son frecuentes en la industria de alimentos y bebidas, estos costes adicionales pueden acumularse rápidamente en cantidades significativas.

Y, por último, las fugas de aire comprimido pueden afectar al rendimiento de las herramientas y equipos neumáticos, lo que reduce su eficacia y provoca tiempos de inactividad para reparaciones y mantenimiento.

si124-ld-plus_composite

Cámara de imágenes acústicas FLIR SI124

Una solución acústica que satisface las necesidades

Para evitar problemas como el deterioro de la calidad del producto, el aumento de los costes operativos y los riesgos para la seguridad del consumidor, los fabricantes de alimentos y bebidas deben inspeccionar regularmente los sistemas de aire comprimido para asegurarse de que funcionan correctamente y sin fugas. El uso de una cámara acústica como la FLIR Si124-LD Plus ayuda a identificar rápidamente incluso fugas muy pequeñas, lo que mejora la eficiencia del sistema, reduce los costes operativos y garantiza la calidad y la seguridad de los productos alimentarios y bebidas. Una cámara acústica también permite una detección precisa de fugas desde una larga distancia incluso en un entorno ruidoso típico de la industria, sin tener que detener las operaciones. Otros beneficios incluyen la distancia automatizada impulsada por IA, el tamaño de las fugas y las estimaciones de costes, que facilitan enormemente la toma de decisiones de mantenimiento predictivo en la industria de alimentos y bebidas.

Ventajas de una cámara acústica para la detección de fugas de aire en la industria de alimentos y bebidas

  • Ahorra tiempo, energía y costes al localizar fugas ocultas de aire comprimido a tiempo.
  • Aumenta la eficiencia operativa al evitar tiempos de inactividad no planificados mediante la detección temprana de fugas de aire y gas.
  • Escanea grandes áreas rápidamente y detecta problemas críticos con precisión, incluso desde una distancia en entornos ruidosos.
  • Garantiza la calidad del producto y el cumplimiento de la normativa y controla los equipos y las instalaciones de producción.
  • Requiere una formación mínima y es fácil de incorporar en el ciclo de mantenimiento.
  • Permite realizar inspecciones sin detener las operaciones.
  • Proporciona resultados en tiempo real y datos procesables para planes de mantenimiento y reparación a través de análisis impulsados por aprendizaje automático.

¿Tienes alguna duda?
Solicita información

Calcula el coste de una fuga de aire comprimido en tu empresa.

¿Deseas obtener más información sobre este producto?

Llama a nuestro técnico experto en ventas al  +34 972105406  para asesorarte sobre este producto