Los líderes de la industria del acero utilizan las cámaras de detección de gas FLIR GF346 para detectar monóxido de carbono.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Seguridad de los trabajadores en la industria siderúrgica y conservación del monóxido de carbono

Garantizar la responsabilidad medioambiental y la seguridad de los trabajadores en todas las unidades de producción es una prioridad absoluta para las empresas siderúrgicas de todos los tamaños. Estas instalaciones utilizan gases de altos hornos, hornos de coque y Linz-Donawitz (LD) en el proceso de producción, cuyo principal componente es el monóxido de carbono (CO). El CO no solo es perjudicial para el medio ambiente, sino que puede poner en peligro la vida de los trabajadores.

 

En la mayoría de las plantas, los gases creados en el proceso de producción se reutilizan para la generación de energía y los hornos de recalentamiento, lo que significa que una fuga de CO podría suponer un coste devastador para la empresa en términos de dinero y energía. Además de garantizar unas operaciones seguras y eficientes, muchas empresas siderúrgicas también están optando por ser responsables con el medio ambiente en sus procesos, lo que se demuestra en algunos de sus programas medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG).

normal mode
modo sensible

Imagen de una fuga de monóxido de carbono con visión normal a la izquierda y con visión sensible a la derecha.

Tecnología probada que detecta fugas de gas

Los gases son invisibles a simple vista y el efecto de las fugas suele ser muy gradual, por lo que identificar el origen de una fuga de gas de monóxido de carbono puede ser difícil. Las fugas pueden quedar enmascaradas por los cambios en el flujo de aire, lo que hace que los gases fugitivos sean difíciles de detectar cuando se utilizan métodos más tradicionales. En un esfuerzo por encontrar una solución mejor, los operarios de la siderurgia tienen una solución única a tener en cuenta: una cámara de imágenes ópticas de gas (OGI).

 

Aunque las imágenes ópticas de gases no se utilizan mucho en la industria siderúrgica, son la base de la tecnología de detección y reparación de fugas (LDAR) que se utiliza en otros sectores. La industria de los servicios públicos utiliza cámaras OGI especializadas para detectar fugas de gas de hexafluoruro de azufre (SF6) en subestaciones y otras áreas dentro de la cadena de suministro de transmisión eléctrica. En la industria del petróleo y el gas, donde se utilizó por primera vez la OGI, esta tecnología se utiliza habitualmente para la detección de hidrocarburos y gases COV en toda la cadena de suministro. La OGI está aprobada por la EPA de EE.UU. como práctica de trabajo alternativa e incluso ha sido designada como el mejor sistema de reducción de emisiones (BSER) para las normativas de los sectores del petróleo y el gas natural. Empresas como Statoil, BP, Chevron y ExxonMobil utilizan cámaras OGI para detectar fugas de gas.

 

fuga

La FLIR GF346 utiliza un detector térmico especialmente filtrado para visualizar el CO y otros gases nocivos. La cámara puede utilizarse para escanear rápidamente la presencia de gases en amplias zonas y desde una distancia segura, sin interrumpir el proceso de producción de una planta. Las emisiones de CO pueden ser una amenaza importante para las operaciones de fabricación de acero, por lo que es necesario vigilar de cerca las emisiones. Incluso la más mínima fuga en una chimenea o tubería de ventilación puede tener un efecto devastador. La FLIR GF346 escanea rápidamente los posibles puntos de fuga desde la distancia y permite al usuario localizar su origen en tiempo real. Al asegurarse de que hay suficiente Delta T (diferencia de temperatura entre la temperatura ambiente en el componente con fugas y la escena de fondo) los técnicos pueden conseguir el contraste de imagen óptimo necesario para detectar el nivel más bajo de emisiones de gas utilizando el modo de alta sensibilidad de la GF346.

Ejemplos del mundo real de imágenes ópticas de gases en la industria siderúrgica

Uno de los principales usos de la FLIR GF346 es encontrar fugas difíciles de detectar cerca del suelo de la fundición. A menudo, los técnicos son incapaces de detectar la fuente de la fuga de gas CO en la zona de la planta de fundición. En ocasiones, las fugas comienzan a última hora de la tarde, por lo que la falta de luz solar y el frecuente cambio de dirección del flujo de aire natural dificultan la localización de la fuente de la fuga. Con la ayuda de una cámara óptica de imágenes de gas FLIR GF346, los inspectores pueden escanear todas las posibles fuentes del punto de fuga cerca de las tuberías de gas, tanto dentro como fuera de las unidades de fabricación de acero.

fuga 3

La GF346 puede encontrar fugas en una variedad de escenarios que pueden estar a una distancia de hasta 60 metros de la planta de fundición. El gas puede escaparse de una junta de brida en una línea que suministra gas al horno de recalentamiento del laminador en caliente desde la estación de mezcla de gas. Una solución sería cerrar y asegurar la zona y comunicar los resultados para tomar medidas correctivas inmediatas, evitando un incidente y cerrando la fuente de la fuga.

Además de las aplicaciones de fundición, en las instalaciones de producción de acero existen numerosas tuberías con potencial de fugas peligrosas. Por ejemplo, durante las exploraciones LDAR típicas, un usuario no siempre puede encontrar una fuga en la unidad de fabricación de acero, sino que puede ampliar su inspección a las líneas de gas fuera de las instalaciones principales. En estas situaciones, la FLIR GF346 puede detectar fugas de las líneas de gas principales de CO en una variedad de puntos que suministran gas al horno de laminación en caliente desde las estaciones de mezcla de gas, como las juntas de brida. Como resultado, una instalación puede desarrollar un programa de rutina para hacer un escaneo de las tuberías de forma consistente. El uso de la GF346 para inspeccionar conexiones, juntas y otros posibles puntos de fuga proporciona una forma eficaz de mejorar aún más la seguridad dentro de una huella más amplia de las instalaciones y de reducir las emisiones, lo que ayuda a la organización a cumplir con las métricas de gestión medioambiental.

visión térmica

Los operadores de la industria siderúrgica pueden utilizar la FLIR GF346 para inspeccionar los altos hornos, que producen hierro líquido para la fabricación de acero. Los altos hornos tienen toberas para el suministro de chorro caliente al horno que se instalan en la carcasa del horno. Las frecuentes fugas de gas CO de estos tubos crean una atmósfera insegura e insalubre en la plataforma del tubo y en la parte superior. Los inspectores pueden utilizar la cámara para escanear todas las toberas con fugas desde una distancia segura. Si se descubre una fuga, los operarios pueden tomar medidas correctivas inmediatas y actualizar las toberas con un nuevo diseño soldado. Tras cambiarlas, el usuario puede volver a escanear la zona con la GF346 para confirmar que se han eliminado las fugas. Como resultado, el personal operativo trabaja ahora en un entorno seguro y libre de gases.

 

Las aplicaciones de los trenes de laminación en caliente producen chapas laminadas en caliente para el automóvil y para el GLP. Las fábricas se alimentan de hornos de recalentamiento que utilizan como combustible gas de alto horno rico en monóxido de carbono y gas de coquería. Las fugas de CO no quemado pueden identificarse a través de la cámara, y los inspectores pueden encontrar rápidamente y con seguridad el origen de las fugas en las juntas de las tuberías. Una vez encontrada la fuga, un técnico puede tomar medidas correctivas inmediatas para eliminar la presencia de CO cerca del horno.

gf346

El tiempo es dinero

Una ventaja clave en el uso de esa cámara para las inspecciones LDAR es el alto retorno de la inversión de la tecnología. Las fugas de gas pueden costar dinero de varias maneras: pérdida de producto, gastos de seguridad añadidos o aumento del tiempo de inactividad. El uso de una cámara OGI para inspecciones LDAR puede ayudar a la industria siderúrgica a racionalizar sus procesos y procedimientos de parada. Estas paradas pueden costar a una empresa una cantidad considerable de dinero; una cámara OGI como la FLIR GF346 puede mostrar a los operadores exactamente lo que hay que reparar, lo que permite a los equipos de mantenimiento planificar las reparaciones y evitar paradas inesperadas. También hay un elemento de seguridad: la adición de una lente telescópica a la FLIR GF346 permite a los operarios buscar fugas peligrosas desde una distancia segura, manteniéndolos fuera de las zonas con permisos de trabajo confinados/calientes. La cámara también puede reducir el tiempo de inactividad, ya que permite a los operarios identificar las áreas de interés durante las operaciones regulares y, a continuación, programar inspecciones más detalladas para las paradas planificadas. Dado que un taller puede funcionar las 24 horas del día con cientos de personas trabajando, el tiempo dedicado a buscar fugas sin el beneficio de una cámara OGI puede ser considerable.

Si te has quedado con dudas de como funciona una cámara de imágenes de gas, echa un vistazo a nuestro blog y al canal de Youtube de Apliter.